Melissa Barrera: "2012 ha sido el mejor año de mi vida"

Viernes, 21 de diciembre de 2012/ México
Paso a paso, Melissa Barrera se ha ido haciendo un hueco en el mundo de las telenovelas. Desde que en el 2011 formara parte de la generación de "La Academia", su carrera no ha dejado de crecer. Bailarina, cantante, actriz... no hay nada que se le resista a esta talentosa joven a quien actualmente vemos dando vida a Mariana en "La otra cara del Alma".


"A donde quiero llegar es a un lugar al que nadie ha llegado antes"

¿Cómo te sientes en este nuevo proyecto?
Me siento muy afortunada y bendecida de poder darle seguimiento a mi carrera como actriz después de terminar mi primera telenovela, que fue "La mujer de Judas". También estoy muy agradecida de compartir pantalla con personas tan talentosas como Cecilia Piñeiro, Amaranta Ruiz, Saby Kamalich, Gaby Spanic y muchas otras, de quienes aprendo día a día. Esta nueva telenovela me ha dado la oportunidad de demostrar otra faceta mía como actriz, de seguir compartiendo mi pasión por la actuación con el público, de formar hermosas amistades y relaciones de trabajo y de seguir creciendo tanto como persona como artista.

Mariana es una adolescente que tiene una relación muy bonita con su madre... ¿Qué nos puedes contar acerca de este personaje?
Mariana es una adolescente que creció teniendo únicamente a su mamá como familia. Por lo tanto, su mamá es su mundo entero, es mamá y papá, es mejor amiga, es cómplice, es su modelo a seguir. Lo que a mí me encanta de la relación entre Mariana y Sofía es la confianza que se tienen. Sofía tuvo a Mariana cuando tenía apenas 15 años, por la corta diferencia de edad a veces pareciera que tienen más bien una relación de hermanas que de madre e hija. También  hay veces que los roles se invierten y Mariana asume el papel de "adulta" que quiere cuidar y proteger a su mamá. Mariana es una niña linda, simpática, pero no podemos olvidar que está en la edad plena de la adolescencia por lo que no todo es de color de rosa. También tiene su lado oscuro de berrinches, chantajes y manipulación que verán más adelante en la telenovela y que, a mí en lo personal, me encanta porque siento que ese otro lado hace a Mariana mucho más humana.

¿Te pareces en algo a Mariana?
Yo también tengo mi lado oscuro (risas) no se crean. Bueno creo que si me parezco mucho a Mariana en muchos aspectos. Es inevitable que al interpretar un personaje por algún periodo extenso de tiempo este se vaya pareciendo un poco más a ti. Creo que en lo que más me parezco a Mariana es en lo alcahueta (risas) y en lo curiosa. Me encanta ser cupido para las personas y también si tengo alguna pregunta no me canso hasta averiguar la respuesta.

Cecilia Piñeiro es tu madre en esta historia. ¿Cómo es trabajar con ella?
Es increíble, de verdad no podría trabajar con alguien mejor. Desde el momento en que me enteré que ella iba a ser mi mamá en la telenovela me emocioné, primero porque admiro muchísimo su trabajo, es una de las mejores actrices de México, sin duda alguna, y segundo, porque ya nos conocíamos de "La mujer de Judas", pero no nos había tocado grabar mucho juntas. Tenía muchas ganas de trabajar con ella. Y estoy muy feliz porque tenemos una química muy padre. Nos divertimos muchísimo grabando juntas, y eso hace que nuestro trabajo sea facilísimo. Además, es una hermosa persona a la que admiro y quiero mucho. Se ha convertido en una muy buena amiga.

"La mujer de Judas" fue tu primera telenovela. ¿Cómo fue la experiencia?
Fue una experiencia inolvidable y de mucho crecimiento. "La mujer de Judas" fue mi debut en las telenovelas y no puedo negar que al principio estaba muy nerviosa, me sentía intimidada al estar rodeada de un elenco muy grande, en el que todos ya se conocían, todos tenían trayectorias larguísimas en la televisión y yo era la niña nueva. Me tardé un poco en adaptarme, pero gracias a que todos me acogieron y me dieron la bienvenida, me daban consejos y me incluían en todo, rápidamente me sentí como en familia. Al final no quería que la experiencia terminara.

¿Recuerdas cómo fue la vez que grabaste tu primera escena en este melodrama?
Sí, me acuerdo perfecto. Fue en Xico. Estábamos grabando la gran fiesta de la Cervecera del Toro y yo tenía una escena con mis papás de la historia. Era una escena corta que yo ya había estudiado, pero el director quería que usara el apuntador para aprender a usarlo y acostumbrarme. Eso era lo que me ponía más nerviosa de todo: el apuntador. No sé, el hecho de traer un aparato con la voz de alguien dictándote al oído toda la escena me parecía una distracción. Sin embargo, no fue así. La escena salió de maravilla y quedó a la primera toma. Después de eso dejé mis nervios y agarré más confianza para las siguientes escenas.

Cantante, bailarina, actriz... ¿Hay algo que se te resista?
(Risas) Pues no soy muy buena jugando "ping pong" la verdad. Pero para como soy de terca y aventada para todo lo que me pongas a hacer, aunque sea algo en lo que no sea tan buena, si me lo propongo, y con la practica, lo logro.

Actualmente te vemos protagonizando el musical "Despertando en primavera". ¿Contenta con el resultado?
Sí, estoy muy contenta. Hacer el papel de Wendla en este musical siempre fue uno de mis más grandes sueños. Me siento muy bendecida de que la oportunidad de poder participar en este musical se me presentó en una compañía profesional aquí en el DF. Todo se me acomodó perfecto para que pudiera hacer teatro y novela al mismo tiempo y me siento muy afortunada. Además de que la puesta en escena es de la más alta calidad, con un elenco impresionante que no le pide nada a ninguna otra puesta en el mundo entero. Me siento muy feliz y orgullosa de poder ser parte de algo tan grande y más que es haciendo teatro que es una de mis pasiones más grandes.

¿Hasta dónde te gustaría llegar en tu carrera?
No te puedo contestar porque yo misma estoy constantemente cambiando mi destino. Pero yo quiero hacer todo. Tengo muchos sueños y muchas metas en mi vida, tanto en la actuación como en la música, y nunca ha habido ni habrá nada que se interponga entre yo y lo que quiero. Siempre cumplo mis objetivos y lo único que les diré es que a donde quiero llegar es a un lugar al que nadie ha llegado antes.

¿Te ves protagonizando en un futuro una telenovela?
Claro. Yo creo que todo sucede a su tiempo y sí me veo en un futuro protagonizando una novela diferente a las novelas de hoy.

¿Qué balance haces de este año que está por terminar?
Definitivamente, ha sido el mejor año de mi vida. Cumplí muchos de mis sueños, tuve mucho trabajo. Bendito Dios muchas puertas se abrieron y creo que maduré mucho como persona. Estoy muy agradecida por el 2012, por todo lo que hice y todo lo que tuve. Voy a tener muchos hermosos recuerdos de este año, pero también estoy emocionada por lo que viene con el 2013. Estoy segura que será aún mejor que el 2012.

¿Cómo vas a pasar estas Navidades?
Este domingo 23 vuelvo a Monterrey, ya que allá está toda mi familia y siempre pasamos la Navidad juntos. Todos los años nos juntamos todos los primos, tíos, sobrinos, abuelos... y organizamos una cena de Navidad con actividades y juegos muy divertidos y así convivimos y celebramos las fiestas juntos. Casi todos los años, después de Navidad, salimos de viaje también en familia, sin embargo, este va a a ser diferente para mí porque tengo funciones de teatro y me tengo que regresar al DF el último fin de semana de diciembre a cerrar el año como se debe: trabajando. Y estoy muy agradecida por eso.

No se pierdan de lunes a viernes a las 8:30pm por Azteca13 a Melissa Barrera junto a un gran elenco en "La otra cara del Alma".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada