miércoles, 19 de agosto de 2015

¿Quién es quién...? en nueva telenovela "Antes muerta que Lichita"

El próximo lunes 24 de agosto se estrena por El Canal de las Estrellas "Antes muerta que Lichita", la nueva comedia romántica de la productora Rosy Ocampo ("Qué pobres tan ricos").

Protagonizada por Maite Perroni y Arath de la Torre, la telenovela narra la historia de Lichita, la empleada más ninguneada de Icónika, la agencia más importante de publicidad en Iberoamérica, empresa a la que entró hace años como asistente con la idea de ir ascendiendo por su propio esfuerzo, pero lo cierto es que nunca ha pasado de "perico-perro".

Ella hace todo por ayudar y apoyar a su familia: a sus chambeadores papás, a su destrampada hermana, y a su querida sobrina. A pesar de todo, Lichita sueña con que algún día el amor llegue a sacarla de su anodina existencia, aunque conscientemente sabe que nadie se fijaría en ella, ya que es un ser que a los ojos de los demás resulta invisible.

En una gran fiesta, Lichita conoce al atractivo y encantador Roberto (Arath de la Torre); pero para su enorme sorpresa, este aparente galán de ensueño, le ve la cara con tal de ingresar a Icónika como colaborador. Lo que ella ignora son los motivos que llevaron a Roberto para hacerle esa trastada. 

Es así como Lichita vive una serie de humillaciones, burlas y bromas pesadas por parte de los empleados de Icónika. Esto incluyen el maltrato de Luciana (Ingrid Martz), la pedante y engreída sobrina del dueño de la agencia, quien recién llegada a México, obtiene un cargo mejor que el de Lichita. 

Harta de ser “Lichicienta” y de que no se le reconozca su esfuerzo de años en el trabajo, Lichita decide cambiar y con ello recuperar lo que por derecho le corresponde. Decidirá dejar de ser Lichita, para convertirse en Alicia, y luchará hasta contra su propia naturaleza noble para decretar: Antes muerta que Lichita. 

Alicia (Lichita) – Maite Perroni
De gris “asistonta” a gran ejecutiva 
Lichita es inteligente, bonita (aunque no sabe sacarle partido a su belleza). De carácter noble y tímido, talentosa, apasionada por la publicidad, trabajadora, dedicada, aunque a veces tiene reacciones impulsivas que suelen meterla en cantidad de líos y la hacen cometer toda clase de torpezas.

Educada por sus padres en la cultura del esfuerzo, lleva años trabajando en Icónika sirviendo café y sacando fotocopias, anhelando una oportunidad para ascender. Se enamora de Roberto, pero ella sabe que un hombre como él no se fijaría en una gris e invisible “asistonta”.

Para ganarse la posición que por derecho le corresponde, Lichita desarrolla un proyecto innovador, pero para su desgracia, se lo plagian descaradamente. Además, Luciana, la sobrina del dueño de Icónika, está dispuesta a hacerle la vida de cuadritos a la que llama “Lichicienta”. Es entonces cuando Lichita toma una decisión para cambiar el rumbo de su vida, aunque para eso tenga que traicionar su propia naturaleza bondadosa y gritará a los cuatro vientos ¡antes muerta que Lichita!

Roberto Duarte – Arath de la Torre
Un galán muy vivales
Roberto es guapo, muy inteligente, autodidacta, emprendedor, seductor, carismático, con un corazón muy noble y una gran capacidad de ternura. Tiene un gran talento para envolver a la gente y caerle bien a todos... o a casi todos. En el fondo es muy desconfiado, sobre todo de las mujeres. Y sus motivos tendrá.

Creció en un orfanato donde, bajo las enseñanzas de su gran amigo y carnal del alma, Gumaro, aprendió que “si la vida te da la espalda… sácale la cartera”. Por ser tan astuto, llega a Icónika para ascender a un paso vertiginoso, hecho que lo lleva a conocer y a la postre a enamorarse de Lichita, en las peores circunstancias… para ella.

Roberto tiene que mentir y hasta robar, pero tiene una secreta razón de peso para actuar como lo hace. Se verá acosado por la sexy y despampanante Luciana, la irresistible sobrina del dueño de Icónika.

Augusto de Toledo y Mondragón – Eduardo Santamarina
El temible amo y señor
Augusto es el dueño de Icónika. Vanidoso, atractivo, encantador, astuto, inteligente. Un potentado. De presencia intimidante, despiadado y soberbio, está muy consciente de la imagen que proyecta. Para él, la apariencia lo es todo, por eso la gente cree que es un esposo y un padre ejemplar. Pero ya sabemos que… las apariencias engañan.

Enfundado en la doble moral, es un gran defensor de la familia tradicional, del matrimonio, el conservadurismo y de todo lo socialmente aceptado, aunque esto no sea más que una falsa imagen. En realidad, es un ser con una ambición desmedida y es implacable con cualquiera que se le ponga enfrente. Si este fuera un cuento de hadas, ¡él sería el temible dragón!

Sandra – Chantal Andere
La jefa implacable
Sandra es la Directora General de Icónika. Guapa, femenina, sofisticada, fría y práctica. No se deja llevar por las emociones ni los sentimentalismos, toda una dama de hierro. En Icónika todos le tienen miedo. Es sumamente estricta, les exige a todos que funcionen como un reloj suizo, sin importar el nivel laboral dentro de la empresa.

De joven estuvo casada con Elías, pero como ninguno quiso sacrificar sus incipientes pero promisorias carreras por el matrimonio, acordaron separarse. Lo que la mayoría ignora dentro de la agencia, es que desde hace diez años es amante de Augusto, a quien ama de verdad. Sólo cuando está con él deja atrás su coraza para dar lugar a una mujer necesitada de amor.

Luciana – Ingrid Martz
Toda una celebrité y socialité
Luciana es sobrina de Augusto. Soberbia, guapa, frívola, sexy y vanidosa, casi narcisista. Educada en Buenos Aires es toda una malinchista consumada, amante de los selfies. Ella es la apariencia al 100%, convencida de que siempre es mejor ser lo que se finge, que fingir lo que se es. No se siente cortada con la misma tijera que el resto de los mortales y mucho menos de los de “nacolandia”.

Luciana decide buscar a su tío Augusto después de años de no verse; pero él no la recibe con los brazos abiertos ni mucho menos, por lo que urde un plan para entrar en su mansión y en Icónika, su agencia, donde conocerá a Lichita a quien le hará la vida de cuadritos. Porque Luciana, como guapa es guapísima, ¡pero como villana es villanísima! Y siendo tan seductora, pondrá sus ojos en Roberto a fin de conquistarlo a toda costa.

Elsa – Sylvia Pasquel
La mamá luchona
Elsa es la mamá de Alicia. Emprendedora, hiperactiva, inquieta, preocupona. Es la jefa del departamento de salchichonería de Supermercados M.A.S. Vive con el eterno pendiente maternal sobre el futuro de sus hijas: de Magos la menor, que nunca vaya a sentar cabeza, ni hacerse plenamente responsable de su nieta Ximena; y de Lichita, teme que por triunfar en su profesión, se olvide por completo de su vida personal y se quede sola para siempre.

Cuando los dueños de Supermercados M.A.S. la liquidan por su edad, Elsa planea de inmediato lo que podría hacer con ese dinero. Es así como empieza por vender café y almuerzos en los pasillos de Icónika y después se anima a montar una pequeña cafetería de barrio. Como miles de mujeres mexicanas, es luchona, “aventada” y dispuesta a enfrentar cualquier situación con tal de sacar a su familia adelante.

Don Nacho – Manuel “Flaco” Ibáñez
El  papá frustrado
Nacho es papá de Alicia. Taxista, honrado, trabajador y tradicionalista. Su tendencia a ser machista le provoca conflictos con su esposa y sus hijas, aunque su buen corazón y el amor que le tiene a su familia, generalmente lo ayudan a sobrellevar los conflictos con las mujeres de su casa que, para bien o para mal, son absoluta mayoría.

Nacho es de los que viven lamentando el no haber sido y que conjugan mucho el “hubiera”, olvidando que el “hubiera” no existe. Admira a Lichita y se siente muy orgulloso de ella porque logró titularse y conseguir un empleo en una empresa importante, pero no es consciente de la presión que ejerce sobre ella para que siga en Icónika a como dé lugar, con la esperanza de que alcance el sueño que él nunca pudo lograr: ser un profesionista realizado.

Fátima - Macaria      
La consejera
Fátima es jefa de recepción en Icónika y secretaria de Augusto y Sandra. Amiga e informante de Sandra. Consejera de mujeres de todas las edades en la empresa, entre las que incluye a Lichita. Trabajadora, sabia, discreta y maternal. Casada, madre de dos hijos y un nieto especial. Ha trabajado en Icónika desde los inicios de la agencia.

Cuida y protege a Sandra, a quien conoce desde que era una joven promesa de la publicidad. Es la única que le habla “de tú” a la jefa y la única que sabe, dentro del círculo de empleados, que Sandra es la amante de Augusto.

Chuchette – Luz Elena González
La sexosa
Chuchette es la publirrelacionista de Icónika. Guapa, seductora, sexosa, burlona, desparpajada, vanidosa. Se ha valido de su físico y sus habilidades en la cama para ascender y obtener el lugar que tiene en Icónika. En ella todo es apariencia y su físico exuberante lo ha ido consiguiendo con múltiples cirugías plásticas, a las que piensa seguir recurriendo con tal de seguir pareciendo joven y voluptuosa. Cree firmemente en el famoso “como te ven te tratan”.

Como es tan vanidosa, procura evitar a toda costa que la llamen Jesusa, Jesu, Chucha, Chuchita o Chuyita, y maldice a sus padres por haberla bautizado así; es su pequeño talón de Aquiles. Fuera de esto, se dedica a humillar y discriminar a quien sea, con su verborrea mordaz y su temible lengua viperina, en especial a Lichita con quien se ensaña debido a que le envidia su capacidad creativa e inteligencia, que ella hubiera deseado tener.

Beatriz Casablanca de Toledo y Mondragón – Gaby Platas
La esposa ejemplar
Beatriz es esposa de Augusto. Guapa, elegante, temperamental, fina, ultraconservadora. Es la imagen de la madre y la esposa ejemplar, dedicada a las buenas costumbres de su nivel. Es una autoridad moral en algunas fundaciones de damas millonarias y ociosas como ella. Sumamente católica.

Su fortuna y el matrimonio con Augusto, sirvieron para crear la gran agencia de publicidad que es actualmente Icónika. Aunque sospecha que su marido la engaña con una o varias mujeres, no lo confronta. Mientras el escándalo no salga a la luz pública, para ella no es relevante. Vive de las formas, de las apariencias y se sabe al dedillo el “decálogo de la buena esposa”. Es aficionada a cultivar bonsáis, una forma de fugarse de su realidad. Eso… e ir a misa.

Gumaro – Pablo Valentín
Un trácalas muy simpático
Gumaro es el mejor amigo de Roberto, su carnal del alma. Es torpe, buena onda, bromista, dicharachero y un transa de ligas mayores. Es medio bruto… o bruto y medio, pero es buena gente. Un hombre de buen corazón al que la vida lo orilló a ser medio trácala… o trácala y medio. Algunas vez le apodaron “el Lord”, pero no precisamente por su origen nobiliario, sino porque alguna vez fue elord-deñador más efectivo de cajeros automáticos.

Siendo niño, conoció a Roberto y lo “adoptó” como su hermano, introduciéndolo al mundo de las triquiñuelas para sobrevivir. Luego de trabajar en chambitas, reparando cosas (que nunca arregla del todo), consigue empleo como mozo en la lujosísima mansión de los de Toledo y Mondragón. ¿Su perdición? ¡Las mujeres!

Rafael de Toledo y Mondragón – Roberto Blandón
El medio hermano artista
Rafael es medio hermano de Augusto y padre de Luciana. Bohemio, artista, hedonista. En su juventud fue un hombre vanidoso, soberbio, junior, convertido en pintor. Rafael fue el hijo predilecto del padre, además de ser el legítimo. Aunque él y Augusto, su medio hermano, crecieron juntos, siempre se sintió más que su hermano menor, ya que él sí tenía cuna, alcurnia y legitimidad, además de contar con el favoritismo del padre. Tanto así, que a la muerte de éste, Rafael obtiene toda la herencia paterna sin ocuparse en compartir ni un peso con su medio hermano.

De esta manera se casa con Valeria, una joven argentina de muy buena posición, con quien comparte su faceta bohemia, y mientras Augusto funda un gran imperio sin haber heredado ni un peso, Rafael despilfarra la fortuna paterna dándose la gran vida en su mansión de Buenos Aires, a donde se ha ido a vivir con su familia, con la aspiración de pertenecer al jet-set argentino. Cuando Rafael, con la cola entre las patas, le pide ayuda económica a su medio hermano, éste se la niega incrementando el rencor entre ambos.

Magos - Sherlyn
La eterna adolescente
Magos es hermana de Alicia. Guapa, irresponsable, inconsciente, broncuda, inmadura. “Nini” total. Dejó la prepa cuando a los 15 años llegó a casa con la sorpresa de estar embarazada, provocando que la familia diera un cambio de 180º alrededor de ella y afectando la relación con Nacho, que siempre la anda comparando con su hermana mayor. Lejos de que su maternidad la haya hecho madurar, Magos no ha dejado de ser la eterna adolescente, a quien su hija ve más como hermana que como madre, al punto que le empieza a llamar por su nombre, puesto que Elsa y Lichita han hecho más labor de madre que la misma Magos.

Cuando sus padres quedan sin ingresos se ve obligada a hacer lo que menos le gusta: trabajar, y entra como apoyo a trabajar a Icónika, en el carrito del café de Elsa. Sorpresivamente, se adapta de manera natural al ambiente, se gana la simpatía de sus compañeros, hecho que la confronta con su hermana Lichita, a quien le cuesta trabajo entender cómo Magos se hace de un lugar en Icónika, cuando ella pasó inadvertida durante años en la agencia. 

Alejandro de Toledo y Mondragón Casablanca (Alex) – Eddy Vilard
El soñador
Alex es hijo de Augusto. Es independiente, reservado, un tanto opacado, soñador y un poco débil de carácter. Alex es un académico de carrera larga (con varios doctorados y maestrías), un poco por gusto y otro para postergar lo más posible su entrada al mundo empresarial, pues Augusto le tiene advertido que tarde o temprano se hará cargo de Icónika.

Después de vivir muchos años en Estados Unidos, regresa repentinamente a México por una decepción amorosa, tratando a toda costa de ocultar la identidad de la persona amada. Es entonces cuando Augusto lo presiona para que entre al mundo de la publicidad y allí conoce a Lichita, con quien hacer click inmediatamente, ya que comparten una visión honesta de la vida.

Valeria Iribarren de De Toledo y Mondragón – Mónica Ayos
La intensa
Valeria es madre de Luciana. Sofisticada, de buena cuna, con gran sentido del humor, con aspiraciones artísticas, intensa, teatral en su manera de ver la vida. Es argentina, hija de padres muy ricos. Valeria, Rafael y su hija Luciana han hecho una vida en su mansión de La Recoleta en Buenos Aires, teniendo nula relación con sus parientes de México. Valeria, entregada de lleno a las tertulias, a la vida bohemia y al jet set argentino, es un tanto inconsciente de las cuestiones financieras familiares, tanto que, junto con su hija, han derrochado toda la herencia de Rafael.

Sin embargo, a pesar de su precaria situación, Valeria siempre maneja el humor, el desparpajo y su sonrisa naturales para sobrellevar las peores circunstancias, aunque por dentro lo viva como una tragedia shakesperiana.

Elías – Ricardo Fastlichtl
El genio loco
Elías es Director General Creativo de Icónika. Cínico, cáustico, seguro de sí mismo y algo oscuro, pero con un corazón noble que termina ganándose la simpatía de los demás. Es un genial lobo de mar de la publicidad y sabe todos los secretos del negocio. Sale temporalmente de la empresa para rehabilitarse de sus problemas psicológicos, pero regresa gracias a la intervención de Alicia, su admiradora y pupila. Acepta reincorporarse a Icónika sólo bajo sus propias reglas. Este regreso marca un cambio rotundo en su conducta y en su apariencia. Antes tenso y flemático, ahora cáustico, desparpajado, sin pelos en la lengua, relajado y de vestimenta estrafalaria.

Elías se convierte algunas veces en un loco mentor de Alicia. A veces críptico, muchas veces cínico, pero también con cierta capacidad de oráculo sobre lo que le depara en Icónika a Alicia y a Roberto. Se vuelve algo así como el “Sombrerero  Loco” del cuento.

Brisa – Wendy González
La caótica
Brisa es Directora de Arte en Icónika, experta en computadoras. Neo hippie, simpática, divertida, dispersa… caótica. Como su nombre lo indica, es una joven ligera, enemiga de los conflictos, relajada, siempre buscando el lado amable de las cosas. Hace yoga, habla del aura, los chakras, la buena y mala vibra. Detesta las apariencias y siempre busca “la neta del planeta”.

De todos los empleados ella es la menos estresada, no sólo por su personalidad, sino porque lleva poco tiempo trabajando ahí. El problema es que no dura mucho en sus empleos y no por ineficacia, sino porque no aguanta estar tanto tiempo en un solo lugar. Esto también se traduce en su vida personal, Brisa es la eterna roommie incapaz de establecerse más de seis meses en algún lado y de comprometerse en una relación.

Néstor – Patricio Borghetti
El lambiscón
Néstor es Ejecutivo de Cuenta de Icónika. Chismoso y ambicioso. Siempre dice “sí, señor” a todo. Es un tipo sin criterio ni carisma, pero ha ascendido gracias a su lambisconería. Siempre dice lo que la gente quiere oír y está dispuesto a lamer las botas de quien lo haga subir. Así se porta con la gente de su nivel social y profesional hacia arriba, pero es un desgraciado con los que están debajo de él.

La discreción no es lo suyo y se encarga de ventilar con dolo los secretos de los otros. Por esta razón, y que Néstor es un hombre con ciertos manierismos, mucha gente de la agencia cree que es gay, pero no lo es. Le gusta saber todo sobre los asuntos personales de los demás, para tener siempre información y utilizarla a su favor.

Braulio – Diego de Erice
El metódico
Braulio es Ejecutivo de Cuenta en Icónika. Obsesivo, pragmático, buen amigo y, sobre todo, un geek recalcitrante por los gadgets, las redes sociales y los videojuegos. No tiene mucho que le dieron su contrato de planta en la agencia. Fue compañero de universidad de Alicia y ella estuvo ilusionada sentimentalmente con él, pero nunca tuvieron nada que ver, porque él simplemente la veía como “Lichita”.

A diferencia de Alicia, Braulio se dio cuenta de que el simple cumplimiento del trabajo en tiempo y forma no es suficiente para destacar, que hay que aprender a como “venderse”. Obsesivo con el orden tiene su vida totalmente planeada: casarse a tal edad, realizar una película de su autoría y convertirse en un director famoso, como González Iñárritu.

Ximena – Ana Paula Martínez
La adultita
Ximena es sobrina de Alicia. Inteligente, encantadora, tierna y dulce, a veces habla con palabras que no corresponden a una niña de nueve años. Es muy madura para su corta edad, aunque en realidad esto es apariencia, pues en el fondo, es como cualquier niña que necesita de una figura materna y paterna.

Aunque nunca la ofende ni le dice nada inadecuado a su mamá, es claro que le tiene más respeto a sus abuelos y a su tía Alicia, a quien admira profundamente, pues cree que es una profesionista emprendedora e importante en el trabajo, cosa que presume cada vez que puede con sus compañeras del colegio, hasta que descubre que su tía le ha mentido sobre lo que realmente hace en su profesión.

Dafne de Toledo y Mondragón Casablanca. – Vanessa Díaz
La gordita darketa
Dafne es hija de Augusto. Clase alta. Bonita, inteligente, melancólica, voluble, de buen corazón, aunque con un resentimiento que va creciendo como su problema de sobrepeso. Concebida tardíamente por sus padres, de niña era el corazón de la familia De Toledo y Mondragón, la princesa de la casa. Pero a medida que fue creciendo su aspecto se transformó considerablemente en “la gordita” y con ello en el centro de las bromas y las burlas de sus “amigas”, e incluso de su familia.

Todo esto ha provocado que Dafne se haya convertido en una antisocial y que, en respuesta al rechazo de sus padres, busque provocarlos precisamente en lo que a ellos les choca. Trata de poner en jaque su mundo, en el que aparentan ser una familia perfecta. Por eso se transforma en una especie de “darketa” estrafalaria, a la que supuestamente le vale su aspecto físico aunque es obvio que le importa mucho.


¡Síguenos en Twitter @mqtelenovelas y Facebook MasQueTelenovelas! ¡La última hora del mundo de las telenovelas con veracidad, respeto y mucha pasión!

2 comentarios:

  1. Y luego dicen que es una historia original, esta historia está ya super trillada, la fea que se enamora del guapo y que luego se hace guapa y exitosa, yo la veo una mezcla entre la fea mas bella, mi gorda bella, betty la fea, porque el amor manda, etc.etc.. Otra historia más de feas.Que poca imaginación la de los guionistas

    ResponderEliminar